Marruecos es un país en vía de desarrollo que está evolucionando a una gran velocidad aprovechando su coexistencia con países más avanzados para saltarse ciertas etapas de desarrollo, es “la ventaja del retraso”
Este avance tan rápido va dejando huecos en la estructura del país ya sea social o arquitectónico.
Mi trabajo atrae la atención sobre estos huecos, intentando repararlos de manera artística basada en intervenciones en el medio urbano, para con ello denunciar algunas disfunciones que sufren las ciudades de este país tras ser renovadas.